FB

Síndrome del Corazón Roto. ¿Lo conoces?

El síndrome del corazón roto, también conocido como miocardiopatía inducida por estrés, es una enfermedad del músculo del corazón que puede surgir después de una situación de intenso estrés emocional o físico, considerando que afecta más frecuentemente a mujeres y ancianos. Aunque el promedio de edad de los pacientes sea de 66 años es importante señalar que cerca del 90% de los casos ocurren en el sexo femenino.

Ahora bien, individuos con antecedentes de enfermedades neurológicas o psiquiátricas parecen tener un riesgo mayor de desarrollar enfermedades del corazón; sin embargo, es alarmante el hecho de que la mayoría de los pacientes con síndrome del corazón roto se compone de personas que no tenían ninguna enfermedad grave previa.

“Las emociones son parte de nuestra vida, sin embargo existen días que simplemente superan el límite de lo que estamos dispuestos a soportar”.

La causa exacta del síndrome del corazón roto todavía no se ha descifrado por completo. La teoría más aceptada es que el exceso de hormonas, como la adrenalina liberada en momentos de gran estrés, puede llevar a una difusa y temporal constricción de las arterias del corazón, causando una isquemia del músculo cardiaco.

Algunos desencadenantes de este padecimiento se  encuentran relacionados con noticias desconcertantes de última hora, inclusive reacciones a cuestiones de gran sorpresa como ganar la lotería, accidentes o ataques severos de asma.

El cuadro clínico del síndrome del corazón roto es muy similar al del infarto agudo de miocardio. Dolor en el pecho y dificultad para respirar son síntomas comunes. Otros signos y síntomas frecuentes son hipotensión, síncope, soplo cardíaco y arritmias cardíacas. Por ello, en caso de haber experimentado los síntomas antes mencionados se recomienda acudir a un laboratorio de análisis clínico con altos estándares de calidad y confianza, pues un diagnóstico seguro puede permitirte seguir adelante con tu proyecto de vida.

Para Centro Químico Laboratorio de Análisis el valor de tu vida es trascendental, por ello te recomienda darle  a cada día su importancia, su momento y su valor… dejando que lo demás tome su curso, sin permitir que seas tú quien deba salir del camino.