Artritis reumatoide, ¿cómo detectarla?

El cuerpo es como una frágil esfera de cristal, que de ser reforzada podrá convertirse en una estructura sólida y firme; sin embargo la experiencia como la edad se pueden ver acompañadas  del desgaste físico que conlleva a padecimientos entre los que se encuentra la Artritis Reumatoide, esta es una enfermedad crónica inflamatoria que afecta más a mujeres adultas y puede atacar a varios órganos y tejidos del cuerpo, pero tiene una clara preferencia por las articulaciones, especialmente las de los miembros superiores e inferiores. Algunas personas padecen la enfermedad en forma leve o moderada con épocas en que los síntomas empeoran y épocas en que se mejoran. En los casos más graves, la enfermedad puede durar muchos años o toda la vida. Esta forma de la enfermedad puede causar daños graves a las articulaciones.

“Si nuestros padres son guías, nuestros abuelos son los maestros de la vida, quienes más han recorrido el camino y por ello debemos invitarlos a darle seguimiento a su salud.”

Factores genéticos parecen ser importantes así como  la presencia de ciertos genes que se asocian con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, esto incluye a los familiares de primer grado de pacientes con Artritis Reumatoide,  ya que presentan hasta 3 veces más probabilidades  de sufrir dicha enfermedad.

La artritis reumatoide es más común en mujeres y en caucásicos (blancos) tomando en cuenta que la aparición del pico de la enfermedad se ubica entre los 30 y 55 años considerando además que hasta un 5% de las mujeres mayores de 65 años presentan Artritis Reumatoide. Ahora bien,  el hecho de fumar está asociado con un mayor riesgo, así como  el caso de las mujeres que no tuvieron hijos.

¿Qué criterios nos permiten reconocer un diagnóstico?

  • Rigidez matutina de las articulaciones al despertar con una duración de al menos 1 hora.
  • Artritis en al menos 3 articulaciones simultáneamente.
  • Inflamación, rigidez o dolor de las manos y los puños.
  • Artritis simétrica.
  • Nódulos subcutáneos.
  • Factor reumatoide (FR) positivo en el análisis de sangre.
  • Alteraciones típicas de AR en las radiografías de manos y puños.

De presentarse los criterios mencionados anteriormente, sería importante valorar el realizar la prueba de perfil Reumatoide, ya que permite avanzar en el proceso de generar un diagnóstico claro en torno a dicho tema.

En Centro Químico, Laboratorio de Análisis, reconocemos que la edad se traduce en experiencias, pero también conlleva responsabilidad en el cuidado del cuerpo, por eso seguimos extendiendo su invitación en torno al cuidado de tu salud. Aprovecha las promociones que tenemos para ti.